jueves, 25 de enero de 2018

Frases: Libro De los amores negados

Las lágrimas se le habían ido secando y había cosa peor que perder las lágrimas, porque las lágrimas lavan... porque cuando se pierden las lágrimas se va perdiendo la tristeza, y al perder la tristeza se pierde el camino que lleva a la alegría, a la dicha de saberse vivo y vivido.



Libro: De los amores negados

Angela Becerra

martes, 23 de enero de 2018

Frases: Libro De los amores negados


Él estaba vestido de presencia-ausencia.

Últimamente era el traje que más se ponía: de cuerpo presente, pero de mente ausente.

Con la mirada fija en la cara de Fiamma pero atravesándola, mirando por detrás de ella sus propios pensamientos.



Libro: De los amores negados

Ángela Becerra

domingo, 21 de enero de 2018

Frases: Libro De los amores negados

Había llegado a la orilla, y se había sentado a escuchar el vaivén de las olas...su respirar y expirar constantes.


En ese momento, había entendido que las olas eran la respiración del mar; venían y se iban en un sí y no constantes.

Decián sí cuando llegaban y lamían la arena, y no cuando se alejaban.

Sï...cuando poseían.

No...cuando abandonaban.



Libro: De los amores negados

Ángela Becerra

viernes, 19 de enero de 2018

Frases: Libro De los amores negados **

Era de noche, pero ella había huido en busca del húmedo mar; amaba la soledad del oleaje, la simetría de la música.

Se había quitado los zapatos para sentir el crujir de las caracolas trituradas bajo sus pies, otro sonido que adoradaba.





Libro De los amores negados

Angela Becerra

miércoles, 17 de enero de 2018

Frases: Libro De los amores negados


Volvió a pensar en él; esa tarde regresaría del viaje.

Ya no tenían nada importante que decirse.

Comentarían nimiedades. Se preguntarían "cómo te fue hoy por la consulta", "qué tal por el diario"...Se les había ido gastando el amor como la suela de sus zapatos favoritos.

Hasta habían caído en la desgracia de hablar del tiempo, haciendo las predicciones del día mientras el beso mecánico les despedía.



Libro De los amores negados

Ängela Becerra

lunes, 15 de enero de 2018

Frases: Libro Lo que le falta al tiempo

Algo me dice que tu tiempo es distinto al mío.

Que tú no estabas como yo hecha a pedazos.

Que no te tocaba cada noche recoger los trozos sueltos y pegados, para salir a la calle como si nada.



Libro: Lo que le falta al tiempo

Angela Becerra



sábado, 13 de enero de 2018

Frases: Libro: Memorias de un sinvergüenza de siete suelas

Unos ojos pueden elevar puñales que van directamente al corazón y lo dejan herido herido de goce y dolor...



Libro: Memorias de un sinvergüenza de siete suelas

Angela Becerra

jueves, 11 de enero de 2018

El Camino del Guerrero: Sabiduría Samurai


El Camino del Guerrero: Sabiduría Samurai



Te preguntas que haces aquí, en este mundo en medio de toda esta gente.



No entiendes tanta maldad, tanta locura ciega y no soportas tanta injusticia. Desde pequeño nunca has encajado y has pensado que tú eras el raro. Los golpes te han lesionado y tantas dificultades hacen que huyas mentalmente hacia el mundo que anhelas.



En el fondo es como si fueras de otro planeta y estuvieras aquí sin haber conseguido aterrizar completamente.

Un buen día “despiertas“, empiezas a entender las cosas y a encajar las piezas del puzzle. Resulta que no eres tan raro, y que tu mundo imaginario es mucho más real de lo que creías.



La conciencia duele, parece más fácil vivir sin “ver“, aunque al final tenga consecuencias. No soportas las respuestas oscuras programadas por la hipnosis masiva, y el hecho de que no se den cuenta de lo que para ti es evidente. No soportas esa ignorancia y esa maldad; y tampoco esas conversaciones banales. ¿Por qué tú sabes medir la injusticia y otros no? ¿Por qué no se dan cuenta de cual es la causa de sus enfermedades? ¿Por qué no se dan cuenta del motivo de sus accidentes?

Pero luego resulta que conoces más personas que son como tú, del estilo, y aún duele más. Duele porque ves también el mal, o la ignorancia ingenua, en los que deberían abrir el camino igual que debes hacer tú mismo. Y también duele porque te das cuenta de que no sabes nada, y de cuantas limitaciones y programación mental llevas implantada. Y además, resulta que tú tampoco eres tan bueno como creías. Y no ves tan bien como crees, aunque veas diferente a la mayoría.

Aquí empieza la gran prueba de fe y humildad. 
¿Estás dispuesto a limpiarte? 
¿A reconocer que aunque sabes cosas en realidad no sabes? ¿Te atreverás a jugar el rol que te corresponde? 
¿Te atreverás a destacar por encima del rebaño? 
¿Aceptarás las pruebas y “putadas” (en realidad la formación “técnica”) de tu camino? 
¿Podrás estar años apostando en lo que crees y sientes? ¿Aprenderás a distinguir entre luz y oscuridad? 
¿Esquivarás las redes de los falsos profetas? 
¿Serás capaz de reconocer tu oscuridad, aceptarla y cambiar lo que tengas que cambiar? 
¿Aceptarás la realidad tal y como es, sin inventártela según tu interés? ¿Confiarás en las señales? 
¿Tendrás suficiente paciencia y fe? 
¿Podrás mantener el corazón abierto cuando recibas ataques de la oscuridad? 
¿Podrás mantener la fe y el amor? 
¿Evitarás ser uno de los caídos cambiados de bando? 
¿Tendrás la humildad de ser consciente de ser simplemente un canal? 
¿Sabrás reconocer y valorar en los demás seres terrenales sus grandes virtudes? 
¿Cuando seas golpeado fuertemente serás capaz de no renegar de la luz?
¿Estarás dispuesto a ir a por todas, pase lo que pase, con las consecuencias que tenga? 
¿Sabrás entender verdaderamente los mensajes, trasladarlos y adaptarlos a la realidad terrestre? 
¿Superarás tus propias limitaciones personales yendo más allá?

El camino de Luz no tiene recompensas “rápidas”, no eres aplaudido por la gran masa, debes nadar contra muchas opiniones e influencias, y la soledad de no ser entendido puede dolerte mucho. Cada uno tiene su nivel, y su pacto, y no todos lo tienen tan difícil como otros; incluso hay quien lo tiene fácil. La conciencia duele y la desesperación puede aparecer; pero ahí está la fe y la paciencia, y hacer las cosas bien, con los pies en el suelo.

Es mucha la intoxicación y la distracción que se recibe. Salir de ahí y ser un guerrero de luz consciente, con todo su potencial despierto y desarrollado es nuestra gran prueba de fe, de humildad y de amor, a nosotros mismos y a los demás.
Hasta ahora todo era preparación y experimentación, pero ahora esto ya va realmente en serio. No conocemos el futuro, pero sí el presente, y es en éste en el que debemos trabajar y sembrar.

Son esos grandes momentos de gozo y alegría, esas grandes conexiones y regalos recibidos, y esa sincronicidad lo que te va demostrando que estás siguiendo el camino; y lo que te mantiene vivo, activo y con fe.
Esto no es el jardín “happy flower” que deseamos, es más crudo de lo que habíamos imaginado, pero es lo que es, y cuando antes lo aceptemos mejor. No es necesaria la destrucción para una regeneración y renacimiento, con transformación consciente es más que suficiente.

Con todo mi sentimiento, es el momento de dejar partir el dolor y de dar entrada al amor, dejo atrás los clavos y me agarro a la luz del sol. Hoy empieza un nuevo día, en que en la cima de la montaña gozo de las vistas y abrazo el camino recorrido. Y me dispongo a continuar, todavía hay que andar más y llegar más arriba. Y acepto lo que venga, aunque puede que por el camino no me guste lo que me toque vivir y hacer, y además pueda equivocarme, sé que al final servirá para llegar a mi destino. La luz es para compartirla y expandirla, y ese es nuestro cometido. La paz es nuestro destino, y no hay nada más grande que sentirla en tu camino. Por eso hoy empieza un nuevo día, nada volverá a ser igual, hasta el fin de mi camino, asumo el poder y la gracia, y acepto mi destino.

martes, 9 de enero de 2018

Pluviofilia


Pluviofilia

Amante de la lluvia, alguién que encuentra paz y felicidad mientras llueve.

domingo, 7 de enero de 2018

Selenofilia


Selenofilia

Amor y fascinación por la Luna

viernes, 5 de enero de 2018

Serendipia

Serendipia

Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se esta buscando otra cosa distinta

lunes, 9 de octubre de 2017

Etéreo

Etéreo

Extremadamente delicado y ligero, algo fuera de este mundo.

domingo, 8 de octubre de 2017

Inefable

Inefable

Algo tan increíble que no puede ser expresado en palabras

sábado, 7 de octubre de 2017

Melifluo

Melifluo

Un sonido excesivamente dulce, suave o delicado

viernes, 6 de octubre de 2017

Limerencia

Limerencia

Estado mental involuntario, propio de la atracción romántica por parte de una persona hacía otra

jueves, 5 de octubre de 2017

Inmarcesible

Inmarcesible

Que no puede marchitarse

miércoles, 23 de agosto de 2017

Libro y Pelicula: Los puentes de madison


Los puentes de Madison


Si existe algo en la vida que sea tremendamente difícil de explicar, es el amor entre los seres humanos, al menos yo me siento incapaz de hacerlo.

Por eso creo que las dos cartas que Robert envió a lo largo de los años a Francesca, y que ella conservó hasta el fin de sus días, lo puede definir mucho mejor:

Carta n°2

16 de Agosto de 1978 

Querida Francesca: 

Espero que te encuentres bien. No sé cuándo recibirás esta carta. Algún tiempo después de mi partida. Tengo sesenta y cinco años, y hoy hace trece que nos conocimos, cuando entré en tu sendero para pedir indicaciones. 

Espero que este paquete no perturbe tu vida en modo alguno. 
No podría soportar pensar que las cámaras queden en estuches gastados en algún negocio de segunda mano, o en poder de un desconocido. Estarán bastante estropeadas cuando te lleguen. 
Pero no tengo a quien dejárselas, y te ruego que me perdones por ponerte en riesgo enviándotelas. 

Entre 1965 y 1975 estuve casi todo el tiempo viajando. 
Para alejar la tentación de llamarte o ir a verte, una tentación que tengo virtualmente en todos mis momentos de vigilia. Acepté todas las misiones que pude fuera del país. 
A veces, muchas veces, me dije: "Al diablo, me voy a Winterset. Iowa, y me llevo a Francesca conmigo a cualquier costo". 

Pero recuerdo tus palabras, y respeto tus sentimientos. 
Tal vez tengas razón; no lo sé. 
Lo que sé es que salir de tu sendero esa calurosa mañana de un viernes fue lo más duro que me tocó hacer en la vida. 
En realidad dudo de que muchos hombres hayan hecho jamás algo tan difícil. 

Dejé el National Geographic en 1975 y dediqué el resto de mis años de fotógrafo a cosas elegidas por mí, haciendo algún trabajo donde lo encontraba, temas locales o regionales que sólo me obligan a estar afuera por unos días cada vez. 
Desde el punto de vista financiero es duro, pero me las arreglo. Siempre me las he arreglado. Gran parte de mi trabajo gira alrededor de Puget Sound, y eso me gusta. 
Parece que cuando los hombres envejecen se acercan al agua. 

Ahora tengo un perro, un perdiguero dorado. Lo llamo "Camino", y viaja conmigo casi todo el tiempo, sacando la cabeza por la ventanilla, buscando buenas presas. 
En el setenta y dos me caí de un acantilado en Maine, en el parque nacional de Acadia, y me fracturé un tobillo. 
Con la caída se rompieron la cadena y el medallón. 
Afortunadamente cayeron cerca. 
Los encontré y mandé repararla cadena a un joyero. 

Vivo con el corazón cubierto de polvo. 
Esa es la mejor manera en que puedo expresarlo. 
Hubo mujeres antes de ti, algunas, pero después de ti ninguna. 
No hice ningún voto de celibato; sencillamente no me interesan. 

Una vez vi un ganso en Canadá a quien unos cazadores le habían matado la pareja. 
Sabes que se aparean para toda la vida. 
El ganso anduvo en círculos alrededor del estanque durante muchos días después de lo sucedido. Cuando lo vi por última vez nadaba solo en medio del arroz silvestre, siempre buscando. Supongo que la analogía es demasiado obvia para el gusto literario, pero es así como me siento. 

En mi imaginación, en mañanas neblinosas o en tardes en que el sol se pone sobre las aguas al noroeste, trato de pensar qué puede ser de tu vida y qué estarás haciendo mientras pienso en ti. 
Nada complicado... salir al jardín, sentarte en la hamaca del porche, estar de pie ante la pileta de la cocina. 
Cosas así. 
Recuerdo todo. 
Tu olor, tu sabor de verano. La sensación de tu piel contra la mía, tus susurros cuando te amaba. 

Una vez Robert Penn Warren usó esta frase: "... un mundo que parece abandonado de Dios...". No está mal, se parece bastante a lo que siento a veces. 
Pero no puedo vivir siempre así. 
Cuando esos sentimientos se hacen demasiado intensos, cargo las cosas en Harry y me voy de viaje por unos días con Camino. 

No me gusta tenerme lástima. No soy de esa clase de hombre. 
Y la mayor parte del tiempo no me siento así. 
En cambio me siento agradecido por haberte encontrado. Podríamos haber pasado uno junto al otro sin percibirnos, como dos porciones de polvo cósmico. 

Dios o el universo, o lo que uno elija para nombrar los grandes sistemas de equilibrio y orden, no reconoce el tiempo terrestre. Para el universo, cuatro días no es distinto de cuatro mil millones de años luz. Yo trato de tenerlo siempre presente. 
Pero, al fin y al cabo, no soy más que un hombre. 
Y todas las elucubraciones filosóficas que puedo conjurar no me salvan de desearte, todos los días, a cada momento ni del despiadado gemido del tiempo, el tiempo que nunca puedo pasar contigo, dentro de mi cabeza. 

Te amo profundamente, totalmente. Y será siempre así. 

El Ultimo cowboy, Robert 

P.S.: El verano pasado le puse un motor nuevo a Harry. Anda muy bien. 


Libro y Película; Los Puentes de Madison

lunes, 21 de agosto de 2017

Libro y Pelicula: Los puentes de madison


Los puentes de Madison

Si existe algo en la vida que sea tremendamente difícil de explicar, es el amor entre los seres humanos, al menos yo me siento incapaz de hacerlo.

Por eso creo que las dos cartas que Robert envió a lo largo de los años a Francesca, y que ella conservó hasta el fin de sus días, lo puede definir mucho mejor:

Carta n°1 

10 de Septiembre de 1965 

Querida Francesca: 

Te envío dos fotografías. 
Una es la que te tomé en el campo a mediodía. Espero que te guste tanto como a mí. 
La otra es de Roseman Bridge antes que yo retirara la nota que tú habías clavado allí con una tachuela. 

Estoy sentado aquí, recorriendo las zonas grises de mi mente en busca de cada detalle, cada momento que pasamos juntos. 
Me pregunto una y otra vez, "¿Qué pasó en Madison County, Iowa?", y trato de armarlo todo. Por eso escribí el breve texto "Al caer de la dimensión Z" que te envío, en un intento de aclarar mi confusión. 

Miro a través de un lente, y estás tú en el otro extremo. 
Empiezo a escribir un artículo, y estoy escribiendo sobre ti. 
Ni siquiera sé muy bien cómo volví aquí desde Iowa. De alguna manera el viejo camión me trajo a casa, pero apenas recuerdo los kilómetros que recorría. 

Hace unas semanas me sentía equilibrado, razonablemente satisfecho. Tal vez no profundamente feliz, tal vez un poco solo, pero al menos contento. Ahora todo ha cambiado. 

Ahora sé que estuve yendo hacia ti, y tú hacia mí desde hace largo tiempo. 
Aunque ninguno de los dos percibía al otro antes que nos conociéramos, había una especie de certeza inconsciente que cantaba alegremente bajo nuestra ignorancia, asegurando que nos reuniríamos. Como dos pájaros solitarios que vuelan por las grandes praderas por designio de Dios, en todos estos años y estas vidas hemos estado yendo el uno hacia el otro. 

El camino es un lugar extraño. Por él andaba yo arrastrando los pies y allí estabas tú, caminando por el pasto hacia mi camión un día de agosto. 
Viéndolo retrospectivamente parece inevitable (no pudo haber sido de ninguna otra manera), un caso de lo que yo llamo la alta probabilidad de lo improbable. 
De manera que aquí estoy, andando por ahí con otra persona dentro de mí. 
Aunque creo que lo expresé mejor el día que nos separamos, cuando dije que hay una tercera persona que hemos creado de nosotros dos. 
Y ahora me acecha ese otro ser. 

De alguna manera tenemos que volver a vernos. 
En cualquier lugar, en cualquier momento. Puedo ocuparme de los pasajes de avión, si eso es un problema. 
Me voy al sudeste de la India la semana que viene, pero estaré de vuelta a fines de octubre. 

Te amo. Robert. 

PS: El proyecto de fotografía en Madison County salió muy bien. Búscalo en NG el año que viene. O dime si quieres que te mande un ejemplar del número cuando se publique. 



Libro y Pelicula: Los Puentes de Madison

sábado, 19 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de madison


Cuando la muerte acecha y el miedo a lo terreno deja paso a la incertidumbre de lo que hay después, lo que realmente importa es que aquellas personas a las que quise y quiero, lleguen a conocerme realmente



Frases: Los puentes de Madison

jueves, 17 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de madison

Dime porqué me debo quedar. 

Convénceme una vez mas de porqué debo irme, Robert





Libro y Película: Los puentes de madison

martes, 15 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de madison

- No quiero necesitarte...

- ¿Por qué?

- ¿Por qué? 
Porque no puedo tenerte

Libro y Película: Los puentes de madison

domingo, 13 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de madison

Los amores imposibles no pueden desarrollarse, transformarse, modificarse... por lo tanto, nunca mueren





Libro y Película: Los puentes de madison

viernes, 11 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Hace unas semanas me sentía equilibrado, razonablemente satisfecho. 

Tal vez no profundamente feliz, tal vez un poco solo, pero al menos contento.
Ahora todo ha cambiado. 

Ahora sé que estuve yendo hacia ti, y tú hacia mí desde hace largo tiempo. 

Aunque ninguno de los dos percibía al otro antes que nos conociéramos, había una especie de certeza inconsciente que cantaba alegremente bajo nuestra ignorancia, asegurando que nos reuniríamos. 
Como dos pájaros solitarios que vuelan por las grandes praderas por designio de Dios, en todos estos años y estas vidas hemos estado yendo el uno hacia el otro.


Libro y Película: Los puentes de Madison

miércoles, 9 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Medía menos de un metro setenta, andaba por los cuarenta o poco más, tenía una linda cara y un cuerpo hermoso, cálido. 

Pero dondequiera que iba encontraba mujeres bonitas. 

Esas cosas físicas eran agradables, pero para Robert la inteligencia y la pasión que nacen de vivir, la capacidad de conmover y de conmoverse con sutilezas de la mente y el espíritu, era lo que realmente contaba. 

Por eso no encontraba atractivas a la mayoría de las mujeres jóvenes, resultándole indiferente su belleza exterior. 

No habían vivido ni sufrido lo suficiente como para poseer esas cualidades que le interesaban



Libro y Película: Los puentes de Madison

lunes, 7 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de madison

Sólo lo diré una vez. 

No lo había dicho nunca, pero esta clase de certeza solo se presenta una vez en la vida



Libro y Película : Los puentes de madison

sábado, 5 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Cuando haya terminado con el puente que vimos hoy, no tendrá el aspecto que tú piensas. Lo habré convertido en algo mío, por la elección del lente, o el ángulo de la cámara, o la composición general, y más probablemente por la combinación de todo eso. 

Yo no me limito a tomar las cosas como se dan; trato de convertirlas en algo que refleje mi conciencia personal, mi espíritu. 
Trato de encontrar la poesía en la imagen. 
La revista tiene su propio estilo y sus exigencias, y yo no siempre estoy de acuerdo con el gusto del editor; en realidad la mayor parte del tiempo no lo estoy.





Frases: Los puentes de Madison

jueves, 3 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Dios o el universo, o lo que uno elija para nombrar los grandes sistemas de equilibrio y orden, no reconoce el tiempo terrestre. 

Para el universo, cuatro días no es distinto de cuatro mil millones de años luz. 

Yo trato de tenerlo siempre presente. Pero, al fin y al cabo, no soy más que un hombre. Y todas las elucubraciones filosóficas que puedo conjurar no me salvan de desearte, todos los días, a cada momento ni del despiadado gemido del tiempo, el tiempo que nunca puedo pasar contigo, dentro de mi cabeza. 

Te amo profundamente, totalmente. 
Y será siempre así.


Libro y Película: Los puentes de Madison

martes, 1 de agosto de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Robert, hay un ser dentro de ti que yo no llego a sacar a la superficie, que no tengo fuerzas suficientes para alcanzar. 

A veces siento que hace mucho tiempo que estás aquí, más que una vida, y que has estado en lugares con los que ninguno de nosotros ha soñado jamás. 

Me asustas, a pesar de que eres muy delicado conmigo. 

Si no luchara por controlarme cuando estoy contigo, sentiría que puedo descentrarme y no encontrar retorno.



Libro y Película: Los puentes de Madison

domingo, 30 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Le gustaba el territorio y no tenía prisa; se detenía de vez en cuando a hacer anotaciones sobre posibilidades interesantes para futuros viajes o para sacar lo que él llamaba "instantáneas de la memoria". 

El propósito de esas rápidas fotos era recordarle lugares que podía querer volver a visitar y conocer con más detalles.



Libro y Película: Los puentes de Madison

viernes, 28 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Robert se detuvo justo antes de llegar al puente. 

Se quedó un momento allí, luego se puso en cuclillas y miró a través de la cámara. 
Fue hasta el otro lado del camino e hizo lo mismo. 
Luego se paró en el puente y estudió las vigas y las planchas del piso, miró la corriente por un agujero que había al costado.





Libro y Película: Los Puentes de Madison

miércoles, 26 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Vivo con el corazón cubierto de polvo. Esa es la mejor manera en que puedo expresarlo. Hubo mujeres antes de ti, algunas, pero después de ti ninguna. 


No hice ningún voto de celibato; sencillamente no me interesan.





Libro y Película: Los puentes de Madison

lunes, 24 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

La mayoría de las personas temen el cambio pero, si lo ves como algo con lo que siempre puedes contar puede ser un consuelo, porque no hay muchas cosas con las que puedas contar





Película y Libro: Los puentes de Madison

sábado, 22 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Como te dije, viajar es bueno, y a mí me gusta jugar con las cámaras y estar al aire libre. 

La realidad no es exactamente lo que era la canción al comienzo, pero la canción no es mala.




Película y Libro: Los puentes de Madison

jueves, 20 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Los viejos sueños eran buenos sueños.

No se realizaron pero me alegro de haberlos tenido





Frases: Los puentes de Madison

martes, 18 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Francesca, eres increíblemente hermosa... 

A veces se detenía y la miraba, miraba a través de ella, alrededor de ella, dentro de ella.




Película y Libro: Los puentes de Madison

domingo, 16 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Entregué mi vida a mi familia, ahora quiero entregar a Robert lo que queda de mí





Película y Libro: Los puentes de Madison

viernes, 14 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

El amor no obedece a nuestras esperanzas, su misterio es puro y absoluto





Frases: Los puentes de Madison

miércoles, 12 de julio de 2017

Frases :Los puentes de Madison

El amor no obedece a nuestras esperanzas, su misterio es puro y absoluto





Frases :Los puentes de Madison

lunes, 10 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Si quiere cenar conmigo cuando las luciérnagas estén volando, venga esta noche cuando haya acabado, a cualquier hora. 

Francesca Johnson 





Frases: Los puentes de Madison

sábado, 8 de julio de 2017

Frases :Los puentes de Madison

Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mi... 
De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas... 
Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti... 
Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos... 
Porque son tuyos, porque yo ya no soy mía, sino tuya 

Película y Libro: Los puentes de Madison

jueves, 6 de julio de 2017

Frases :Los puentes de Madison

He estado cayendo desde el borde de un sitio muy grande, muy alto, en algún lugar del pasado, durante más años que he vivido en esta vida.

Durante todos estos años, he estado cayendo hacia ti.




Libro y Película :Los puentes de Madison

martes, 4 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Ya no estoy sentada a tu lado, aquí en el pasto. 

Me tienes dentro de ti como una prisionera voluntaria



Libro y Película :Los puentes de Madison

domingo, 2 de julio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Por las noches antiguas y la música lejana





Frases: Los puentes de Madison

viernes, 30 de junio de 2017

Frases: Los puentes de Madison

Por las noches antiguas y la música lejana. 
No se engañe Francesca, es de todo menos una mujer simple


Frases: Los puentes de Madison

miércoles, 28 de junio de 2017

Libro y Pelicula: Los puentes de madison

Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mi... 

De nuevo has sembrado el jardín de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas... 

Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de ti... 
Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos... 
Porque son tuyos, porque yo ya no soy mía, sino tuya" 


Frases: Los puentes de Madison

lunes, 26 de junio de 2017

Frases: Los puentes de Madison



Pensé que él había estado ahí sólo momentos antes. 

Estaba tumbada dónde el agua se había deslizado por su cuerpo... y me pareció intensamente erótico. 
Casi todo lo relacionado con Robert Kincaid había empezado a parecerme erótico


Frases: Los puentes de Madison